La Tetería

Rooibos Original orgánico - Chiyogami Abanicos dorados 100g

Rooibos Original orgánico - Chiyogami Abanicos dorados 100g
La Tetería

Rooibos Original orgánico - Chiyogami Abanicos dorados 100g

12.950
013222

Hermoso tarro japonés forrado en chiyogami con 100 g de infusión herbal libre de cafeína Rooibos Original. Hecho de metal, cuenta con doble tapa hermética para mantener a buen resguardo al té y otras infusiones herbales como ésta de sus principales degradadores: la luz, el aire y la humedad. 


¿Qué es el washi chiyogami?

El papel japonés, conocido genéricamente como washi, se diferencia del papel occidental porque casi no usa pulpa de celulosa y la reemplaza por fibra de morera, kozo, cáñamo, gampi o mitsumata. Todas estas fibras vegetales son mucho más flexibles, largas y duraderas que las de pulpa de celulosa y prácticamente no sufren el efecto de la oxidación u oscurecimiento que afecta a los libros viejos impresos en papel de celulosa.

Una de las formas más extendidas del uso del washi en Japón es a través del chiyogami, como el que decora estos recipientes. Con hermosos colores y diseños, representan figuras de la naturaleza o amuletos de buen augurio como las cintas, carretas, pelotitas de seda llamadas temari, grullas, nubes, sakuras, olas del mar y flores de las más diversas especies y estaciones. Chiyogami significa literalmente 'papel de mil generaciones' precisamente en alusión a su extraordinaria durabilidad a través del tiempo.

Son pintados con técnicas de serigrafía, y cada color, motivo o diseño que se puede ver en un papel chiyogami es el registro de una acción independiente hecha a mano. Los chiyogami procuran reproducir el diseño de los vestidos de seda conocidos como kimono, con toda la intensidad, colores y detalles, y son usados cotidianamente en Japón para ofrecer obsequios, regalos o presentes.

Las latas de esta edición 2020 son forradas a mano, y como se puede apreciar acá, cuidando que el diseño no se vea interrumpido entre la tapa y el cuerpo del tarro porque los dibujos calzan perfectamente.

Una hermosa demostración del cuidado que tienen con los detalles quienes aman lo que hacen.